RESTAURANT

Degustar un rico y exquisito desayuno, disfrutar de un fresco almuerzo, contemplar un encantador atardecer mientras toma once, dejarse acariciar por la incomparable noche mientras cena y todos estos gratos momentos se pueden acompañar de una cerveza artesanal valdiviana “Cuello Negro”.